Caries: prevención

Prevención de la caries

Antes de tener que realizar un tratamiento, para contar con una boca sana y sin riesgo de caries es necesario mantener algunos hábitos.

Mantener una correcta higiene oral

Cepillado 3 veces al día con pasta fluorada (500 ppm en niños menores de 6 años, 1000 ppm en niños mayores de 6 años, 1000-1500 ppm en adultos, 2500 ppm en adultos con riesgo alto de caries). Uso de seda dental 1 vez al día.

Para prevenir la caries, si existe un riesgo alto es recomendable el uso de enjuagues con flúor (diario al 0,05%; semanal al 0,2%).

Revisiones periódicas para la prevención de la caries

Una vez al año o cada 6 meses, dependiendo del riesgo de caries.

En pacientes con mayor posibilidad de sufrir una caries, aplicar cubetas con gel de flúor de 2 a 4 veces al año.

[quote align=”center” color=”#999999″]
Concierte una cita en Clínica Dental Basi para la prevención de la caries.
[button color=”#COLOR_CODE” background=”#COLOR_CODE” size=”medium” src=”http://clinicadentalbasi.es/contacto/”]Reservar cita[/button]
[/quote]

Seguir una dieta equilibrada, restringida en azúcares

Los hábitos alimentarios combinados con una correcta limpieza bucal son esenciales para la prevención de la caries.

Sellado de fisuras

En niños con elevado riesgo de caries se coloca una resina sobre la superficie de oclusión (fosas y fisuras) de los molares definitivos al poco tiempo de salir, para evitar que se deposite placa bacteriana cariogénica.

 

“La propiedad intelectual de este artículo corresponde a Silvia García Berroy. Queda prohibida la reproducción total o parcial por cualquier medio sin la autorización pertinente.”